Actualmente, el usuario medio descarga cero aplicaciones al mes. Sí, CERO. Si tienes la suerte de que alguien se descargue tu aplicación, después de un mes, sólo el 5% de los usuarios que se la descargaron la están utilizando. Y tienes que hacer rentable tu app. Complicado.

No es de extrañar que sólo el 0,1% de todas las aplicaciones tengan más de 50.000 instalaciones, y de los ratio de uso en dichas aplicaciones mejor ni hablamos. De hecho, un usuario medio ocupa el 80% de su tiempo en, solamente, sus 3 aplicaciones favoritas.

Y ¿por qué sucede esto? ¿Por qué el futuro de los chatbots parece tan brillante?.

En primer lugar, cada aplicación tiene su propia interfaz de usuario, su propia curva de aprendizaje. Los usuarios quieren el “trabajo hecho”, cada vez existe menos paciencia y tiempo para aprender a manejar algo, se estandariza la usabilidad. Hoy en día, los chatbots funcionan a través de una interfaz de conversación conocida y muy utilizada: las aplicaciones de mensajería como Facebook, Telegram, Viber… Lo dicho, el “trabajo hecho”.

En segundo lugar, no importa cómo sea de potente el teléfono, los consumidores tienen la denominada “fatiga de la aplicación“: no quieren más aplicaciones que ocupan espacio en su teléfono, ni 25 notificaciones diferentes, etc. Quieren utilidades que mejoren la funcionalidad de sus teléfonos de la manera más ligera y sencilla posible. Agregar un chatbot es como agregar un contacto. No requiere instalación o descarga. No ocupa espacio en el teléfono y es de un uso instantáneo y siempre actualizado.

En tercer lugar, y quizás lo más relevante, el usuario tiene una cantidad limitada de tiempo y atención y no puede ni quiere molestarse en cambiar a una nueva aplicación cada vez. Para bien o para mal, las aplicaciones favoritas de los usuarios son Facebook, WhatsApp, Messenger e Instagram, y todas pertenecen a una misma empresa, Facebook. La utilización de un chatbot te permite obtener la información que deseas mediante la aplicación que usas con más frecuencia: una de mensajería. Esto da como resultado unos ratios de uso e interacción sustancialmente más altos.

¿Cómo será el futuro de los chatbots?

El crecimiento de las aplicaciones de mensajería supera a todas las categorías. La mensajería es sin duda la plataforma de comunicaciónclave para los usuarios de hoy. Las empresas y marcas quieren formar parte de la conversación con los consumidores y la mejor manera de hacerlo es ser un contacto dentro de la aplicación de mensajería del usuario.

Los bots utilizan la interfaz de usuario más natural: la interfaz del lenguaje. La capacidad de entender el lenguaje como un ser humano no existe con los chatbots hoy en día y será realmente complicado que lo sea en un futuro, pero a través del diseño inteligente de la conversación con un conjunto de respuestas preseleccionadas, se puede reducir la cantidad de escritura/pasos/tiempo que un usuario tiene que utilizar para llegar a la información que necesita. Con el tiempo y gracias a la evolución de la AI, los bots se volverán más sofisticados en su capacidad de entender el lenguaje natural, pero incluso ahora, los chatbots proporcionan interfaces de usuario mucho más “naturales” que las aplicaciones.

Facebook, Microsoft y una multitud de compañías ven los chatbots como el futuro y en IndieLabs estamos totalmente de acuerdo con esa visión.

0

Txema Sáez

webtwittergoogle+linkedininstagram

Publicista especializado en Chatbots e Inbound Marketing. Me gusta el diseño, el arte, leer y producir música.